domingo, 20 de abril de 2014

Una chaqueta para Danel


Icíar, nuestra cuñada, nos encargó una chaquetita para una de sus amigas que ha sido abuela.  Como no podía ser de otra forma, le hicimos nuestra chaqueta preferida con sus patucos a juego. 


La envolvimos en su papel de seda, le pusimos una etiqueta, y


dentro de su bolsa de vichy, se fué para Bilbao.  Esperamos que tanto a Lourdes, la abuela, como a la madre de Danel, les haya gustado el regalo.

Por cierto que si os preguntais porque cuando hablo de las labores, lo hago siempre en plural, es porque a Alicia, que es una máquina haciendo punto y le sale perfecto, no sabe ni cerrar, ni sacar puntos alrededor, ni montar las labores, eso me toca a mí, así que hacemos las cosas a medias, entre las dos.