miércoles, 4 de noviembre de 2009

La chaqueta de 22 colores


Hace ya muchos años, en un viaje a Canarias, me compré una chaqueta de lana de muchos colores. Cuando llegué a Madrid con ella, todo el mundo queria una, las primeras mis hermanas en Bilbao, me fuí al Gato Negro y compré 22 ovillos de 22 colores diferentes y empecé a tejer.

La primera fué para Begoña y además le hice un chaleco sin mangas. Luego hice una para una compi del trabajo, y más tarde le hice una a la hija de unos amigos, y después hice unas cuantas más, porque entré en el círculo de me falta un color, compro un ovillo nuevo. Hasta que tuve que decidir parar de una vez.

Años después volví a comprar los 22 ovillos y tengo, desde hace 5 años, la chaqueta hecha, a falta de una manga. La encontré ayer buscando otras lanas y decidí terminarla un día de estos.

La chaqueta esta hecha en punto liso y canalé 2/2. No tiene ninguna complicación, lo único es llevar el control de los colores.

Espero que Fátima no se enfade conmigo por publicar su foto, pero es la única que tengo de la chaqueta.