Las Labores de Paloma: abril 2012

lunes, 30 de abril de 2012

La ropa de la abuela


Hace ya un tiempo publiqué el pañuelo que bordó nuestra abuela María, y que es la "joya" de nuestra casa.

Esta semana hemos estado haciendo cambio de armarios, por eso de que estamos en primavera, y como en otras ocasiones la ropa de la abuela y sus hermanas ha salido a relucir.



Nuestro tendedero se ha trasladado a finales del siglo XIX, y menos mal que ahora la plancha es de vapor, porque no acabo de entender como podían almidonar y planchar estos bordados y puntillas con aquellas planchas de hierro que se calentaban en la cocina de carbón.


La mayoría de las prendas están bordadas por ellas y por eso no dejaban de poner sus iniciales, en cada una de ellas, aprovechando alguno de los detalles del bordado.  


No hemos hecho más que empezar, porque ahora faltan los manteles y las sábanas, que ya están en marcha y que iré enseñando en próximas entradas.


domingo, 8 de abril de 2012

Comida familiar


Ayer tuvimos comida familiar y estas fueron las tarjetas que hicimos con los menús.



Para  rellenar la mesa, hice otra piña de servilletas, que como con la primera a todo el mundo le daba pena deshacerla y  ahora la tendremos unos días en la cocina hasta que alguien se "atreva" a usar la primera.


Y hoy, aprovechando el buen tiempo, comida en la playa y cafecito en el jardín del Parador. 

viernes, 6 de abril de 2012

Bolso de punto


Hace ya unas cuantas semanas tejí este bolso, pero por una cosa u otra no conseguía terminarlo, 


ahora ya está cosido, planchado, forrado y listo para usar.


y como he disfrutado mucho haciéndolo, creo que en cuanto termine con las labores que tengo pendientes de entregar, voy a dedicar unas cuantas semanas a hacer más modelos, de diferentes colores y con distintos dibujos.

domingo, 1 de abril de 2012

Pelele de perlé


Una vez terminadas, enviadas y recibidas todas las tartas de pañales que tenía encargadas para el mes de Marzo, he empezado con las labores para el verano.  Para no hacer siempre la misma chaqueta y el mismo cubrepañal, encontré este pelele en una revista de bebés y lo tejí.


Creo que el próximo lo tejere con agujas más delgadas para que quede de un tamaño más de recién nacido y que el canesú lo haré en redondo con las mangas incorporadas al mismo, que me parece que va a quedar más bonito, aunque el resultado de éste no me ha parecido tan mal.


Los patucos a juego con sus lazos de vichy, como los botones que cierran el pelele.


Y el conjunto metidito en su caja listo para la venta.